“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Corrupción y transparencia

contra-la-pared

Tomado de Invasor

Porque no manejo los datos, no puedo, ahora, contabilizar los perjuicios económicos que los hechos de corrupción le han ocasionado a Ciego de Ávila en los últimos años. Intuyo, sin embargo, que las cifras tienen más de seis ceros y que suman pesos cubanos, convertibles y hasta monedas extranjeras. No están disponibles todos los ejemplos, pero, quizás, después de ocurridos ya nada sea más importante.

Cuando “explotan” las noticias, el desayuno informativo es un comentario en la bodega donde alguien dice: “te enteraste de lo que pasó en…”, y cuenta con o sin lujo los detalles de una malversación, un desvío de recursos, un abuso de influencias. Hay cierto morbo en la forma en que se “comparten” tales hechos porque, a continuación, una frase lapidaria sentencia que “detrás de un extremista siempre hay un oportunista”.

A la par de los daños financieros y materiales, la corrupción va dejando un trazo como de tizne y una mueca no solo de desaprobación, sino hasta de rabia, porque jo…roba muchísimo (sin apuntar hacia un blanco determinado) que quien hasta ayer simulaba ser paladín del compromiso, el esfuerzo y el sacrificio en virtud del bien y la prosperidad colectiva, sea, luego, desenmascarado por echar el trabajo de los demás en el bolsillo propio.

Mucho cinismo hay en aquellos individuos que no pierden tribuna para exigir abnegación, mientras puertas adentro convierten en billetes litros de gasolina, piezas de carros, carne, inmuebles y cualquier otro recurso con el que se pueda lucrar —que es casi todo, dadas nuestras escaseces—. Cinismo y un desprecio mayúsculo no únicamente hacia nuestro sistema social —de ahí su actuar deshonesto—, sino hacia la gente, hacia quienes confiaban en su gestión y creyeron que estarían bien representados.

Toda ilegalidad y engaño es execrable, pero lacera muchísimo más cuando viene de alguien que no se espera, porque casi siempre nos agarra con la guardia baja. Y, aunque la sabiduría popular refiere que la justicia tarda, pero llega, sabe tan mal la hipocresía que, a pesar de que uno se resista, en medio de la aridez puede nacer la desconfianza; ese “no creer en nadie”.

Hay ladronzuelos de poca monta a los que se les ve en la cara la intención de arrebatar un celular, una bicicleta o robarse una toalla tendida al sol, apenas les den un chance. Si les preguntas qué hacen, te dicen sin problemas “aquí, en la lucha”. Pero los corruptos no.

Existen corruptos que te miran a los ojos y hablan de la necesidad de hacer más con menos, de los efectos del bloqueo, del imperialismo norteamericano que no cede un ápice en sus intenciones necolonizadoras, de los planes por cumplir, de compromisos. Mantienen la ecuanimidad, incluso, cuando llegan las auditorías y, a veces, logran salir airosos del primero y hasta del segundo control. Hasta un día.

Después, si se aguza el oído, se dejan escuchar frases que, aun desde antes, adelantaban los acontecimientos y quizás no fueron atendidas: “se veía venir”, “era un secreto a voces”, “¿no viste el cambio que dio la casa?, eso con el salario no se puede”…

Ciertos montos, resultados de desfalcos, robos, malversaciones, falsificación de documentos y cuanta artimaña se utiliza, pueden ser recuperados. Mas, hay dos activos que deprecian con cada hecho de esta naturaleza que sale a la luz: la moral y la confianza. Y el primer paso para empezar a recuperar el terreno perdido es hablar sin tapujos de los problemas, con nombre y apellidos —que con los bolsillos llenos nadie es huérfano—, pues el escarmiento público es medicina y profilaxis al mismo tiempo. Remedio santo.

“Toda responsabilidad eludida se convertirá más tarde en un fantasma que perturbará nuestro reposo”, dijo el pianista polaco Frederic Chopin. Solo la transparencia permitirá identificar las manchas, digo yo.

 
 

27 thoughts on “Corrupción y transparencia

  1. El tema tiene muchisimas aristas, pero hay un punto neuralgico en la TRANSPARENCIA, en muchos casos no conviene tenerla cuando dar determinada informacion afea la imagen del gobierno, y eso precisamente le resta credibilidad a los medios, responsables de informar.

  2. La corrupcion es un remolino. Por un lado arastra el dinero y por el otro se traga a quienes tratan de “desfacer entuertos” haciendo de Quijotes. En Cuba mejor te callas, si pretendes denunciar lo incorrecto, en primer lugar no tienes donde hacerlo publico pero, aun asi, si intentas hacer de heroe seguramente el reo seria uno mismo. Lamentablemente hablo por experiencia. Saludos.

  3. Si bien el gobierno no aplaude entusiasta y públicamente la corrupción, al menos evidentemente la tolera. Eso porque forma parte del juego socioeconómico que nos han impuesto. De no ser así sería sumamente fácil detectar la riqueza lograda ilícitamente, sólo observando las casas y el nivel de vida de algunos y emplazándolos a que expliquen la procedencia de los bienes obtenidos. Pero da la casualidad de que ellos mismos, los altos funcionarios del gobierno, tienen el techo de vidrio en eso. ¿Conoces a alguno de ellos que viva en un apartamento de Alamar o en una casa modesta? Así que de transparencia olvídate, mientras tengamos encima ese aparato de gobierno.

  4. Las carceles se llenarian con Los verdaderos ladrones de cuello y corbatas. No creo que en Cuba haya tantas carceles Para aguantar el aluvion.

  5. Los avileños sabemos perfectamente a que se refiere este artículo, claro por los rumores que se escuchan, pero nadie informa con nombre y apellidos quienes son los corruptos y las medidas que se han tomado. Claro sería un escándalo.
    Para mí, el secretismo del que tanto se habla que hay que combatir, viene desde muy alto.
    Saludos.

  6. De haber habido transparencia,nunca se hubiera derrumbado el Socialismo ” real”.Ninguno de los adnejados dirigentes socialista rinde o rindió cuentas de como vive,de como mantiene a su familia.Entonces ¿que esperar de los dirigidos?.En Cuba quien no roba “lucha” y el que no lucha ” inventa”.Un anciano tiene que vender cigarros sueltos,un gerente tiene que ” arañar” su comisión porque vieron como alguien a dedo regalaba casas,autos,y mucho mas.Eso es socialismo,eso es lo que hoy pasa en Venezuela,pero todo en un discurso de consignas y doble moral. En La Asamblea al que se le ocurra que la dirijencia tenga – dando el ejemplo- que declarar ganancias sale como disidente al otro dia.Hau cosas tan elementales…..

  7. Aplausos para esa valiente periodista, que ya debe estar “entre ceja y ceja” de unos cuantos “compañeros cuadros”.

  8. Este tema ya forma parte de La Historia de Cuba , se pudiera hacer una enciclopedia con el asunto en cuestión desde la Colonia , La República el Capitalismo y por supuesto El Período Rev donde ha encontrado el mejor caldo de cultivo : La tolerancia y el secretismo ! Ah y la danina política antigravedad de ” Caer pa’rriba ” . Ni siquiera éste artículo se salva de la mala costumbre de criticar lo mal hecho y hablar del milagro pero no del santo , mientras no se pongan los nombres de los corruptos y queden expuestos al escarnio público seguiremos en lo mismo con lo mismo . Saludos .

  9. Las carceles en Cuba están llenas de personas que han cometido delitos comunes, desgraciadamente en su mayoría de la raza negra, una población penitenciaria que según datos de unos años superaba los 50 000 reclusos, en un País con 11 millones de habitantes es una cifra muy alta, lo interesante es que esos ladrones de cuello blanco no van a la carcel, si va alguno son los ladrones de niveles inferiores, otros los esconden aunque muchos revolucionarios protesten.(continuo).

  10. Se habla de personas que viven por encima de sus salarios, pero nunca hablan de los que después del 59 han poblado las mansiones de los antiguos millonarios, no se habla de quienes hacen reformas en estas mansiones incluida piscinas, se habla pero no se denuncia aquellos que se van de vacaciones por el mediterraneo, participan en campeonatos de golf y regatas de pesca, en fin, hay corrupciones que es mejor mantener ocultas, por eso hay que tener a la prensa bien atadita y calladita.

  11. Dejemosno de cuento señores estoy totalmente en contra de todo lo mal echo, pero desgraciadamente que levante la mano el País o la institución que no tengan malversadores y ladrones, estoy en España y hablan muy lindo por delante y por detrás todos los días sale uno en la prensa y también pasa que van a juicio y el juez se vende o al partido gobernante o al dinero, asi nos va.

  12. Me acabo de dar cuenta que , durante la Historia de las últimas décadas , si alguien manifestaba no estar con la
    Rev o pretendía salir de Cuba se ganaba un hermoso Acto de Repudio que no hace falta describir cómo eran , esas personas de ninguna manera le hacían dano al país , por el contrario , lo aliviaban de los prod subvencionados y la atención med. En cambio a la Pléyade de corruptos que se han sucedido a través del tiempo nunca se les hizo una manifestación de repudio por el contrario han recibido los beneficios del ” De eso no se habla ” o sea el Secretismo y en cambio ellos Sí le han hecho un dano mayúsculo a La Rev , al pueblo y su precaria economía , en síntesis : Roba pero no se te ocurra irte de Cuba y todo estará bien . Saludos .

  13. Muy relacionado este post con el de los supercubanos, me parece que juegan ambos en el mismo equipo, por no decir que son uno

  14. No resulta sorprendente que individuos así cuando acumulan suficiente capital brincan el charco, lo realmente inaudito es que aquí de una vez no tomen el toro por los cuernos

  15. Limitar los tiempos en los cargos, que sean los trabajadores los que elijan a los que los van a dirigir a nivel empresarial, someter a un escrutinio periódico a los que tienen bajo su responsabilidad recursos y no tener que esperar por una auditoría que hay que solicitar, pudieran ser estas algunas acciones que se pudieran implementar de inicio para ponerle cotoa los corruptos

  16. También controlar resultados con periodicidad, y hablo de resultados concretos, palpablesw, que se puedan “tocar con las manos” no controlar actas y papeles, que de sobra se sabe que el papel aguanta lo que le pongan, no hace mucho aquí mismo se publicó el resultado de una auditoría en la capital, lo que salió da una idea del relajo tan grande y peligroso que hay

  17. Los que deciden, tienen que acabar de asumir de una vez la sentencia de que la corrupción es equivalente a la contrarrevolución, al monstruo hay que eliminarlo antes de que crezca y salga del nido y después no haya quien lo controle, sino, adiós Revolución

  18. Genial e interesante artículo. Curioso que pese al llamado que supongo nos hace el autor, a desenmascarar y acabar con corruptos y corruptores, todos los comentarios indiquen que no habrá un feliz resultado. Y es que como ya dijo alguien que ahora no recuerdo: “… La corrupción en este país se ha institucionalizado…” y por ende habrá muy pocos que no se salpiquen y más triste aún, que no participen. El pueblo: el primero, no importa si por necesidad, condescendencia, faltas de oportunidades y/o democracia o “sobrada” conciencia política. Lo cierto es que somos convocados a diarios a participar y participamos y nos será cada día más difícil desertar o cambiar de rumbo. Eso tiene la corrupción que aún sin quererlo seduce y claro que nos gustaría ponerle fin, pero en las condiciones actuales, yo lo veo casi imposible.

  19. Mira, avileño, sigue la rima. No hay forma de cómo acabar con eso, ni en Ciego ni en La Habana. Si informaran de los implicados ellos “mandarían voz” con respecto a los otros. Está cuadrado. Lo que me… molesta es rl silencio.

  20. Bien companeros , si todos estamos de acuerdo vamos a ” elevar ” las propuestas del comp . ELP . Por cierto , cuando elevan propuestas a dónde es que van a parar ? A manos de Matías Pérez ? Nunca bajan . Saludos .

  21. El país debe tomar más medidas contra la corrupción como por ejemplo juicios públicos, mayor difusión en la prensa, aumentar las sanciones, teléfonos que sirvan para informar actos de corrupción o transgresión de la ley…. y pq no la pena de muerte si el daño es muy grande.

  22. del Centro Ya en Cuba se hicieron juicios públicos ejemplarizantes, p recididos por jueces “Populares” Se condenaron a muchos a penas de muchísimos años, ¿Qué más teléfonos que los CDR en cada cuadra + el jefe de sector en cada zona? La pena de muerte se aplicó sin misericordia, y sin embargo hemos llegado a esto de hoy. ¿Que Qué es lo que falla? Di tú?

  23. ¿La pena muerte por corrupción en Cuba? Menos cubanos = Menos corrupción. Un poco drástica la fórmula, no? Aflojen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *