“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Cooperación española, agua potable y salud

El municipio de Jatibonico, en Cuba, ya está terminando la última etapa de construcción de una planta potabilizadora, obra indispensable cofinanciada por la Cooperación Española para proporcionar agua potable a 30.000 pobladores/as.

Desde hace dos años, se viene implementado buena parte de las redes de potabilización, tanto de distribución general como las redes con acometidas y metrocontadores. Esta podría ser una de las causas de disminución de enfermedades diarreicas, que han pasado de 3.170 casos en 2014 a 1.142 en 2015, último año del que se tienen registros.

Inversión de más de 3,3 M€

La inversión, valorada en más de 3,3 millones de euros, es parte de una obra integral diseñada por el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos de Cuba (INRH) y el Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

La planta está construida a un 90 % de ejecución y comprende un cuarto de máquina y compresores, edificio socio-administrativo, filtros de agua, control de filtros, sala de química y cloración y un decantador, entre otras áreas.

Según Filiberto Obregón, especialista en Inversiones del INRH en Sancti Spíritus, “la planta deberá estar concluida el año próximo y, aunque su máxima capacidad podrá alcanzar los 600 litros por segundo, tras su puesta en marcha deberá bombear 345 litros por segundo, lo suficiente para abastecer la zona urbana de Jatibonico y el crecimiento que pueda tener la ciudad hasta el 2040”.

A la ejecución del acueducto de Jatibonico, una obra vital que comenzó en el 2011, le han seguido otros trabajos que están terminándose en los próximos meses, como  son la instalación de acometidas y metrocontadores, ejecución de kilómetros de conductoras, hasta el montaje de la propia Planta Potabilizadora.

El Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento (FCAS) impulsa, junto con el gobierno cubano, programas por valor de 25 millones de euros, que prevén beneficiar a más de 2 millones de personas en la isla.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *