“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Contra las cacerías de brujas

blog-maquina-de-escribir-750x535Tomado de K1000G

Gente valiosa, que ha pretendido aportar desde sus conocimientos y posibilidades al necesario debate nacional, en los últimos meses han sido objeto -una vez más, porque viene siendo una práctica cíclica- de ataques para su descrédito desde posiciones extremistas, dogmáticas y fanáticas.

Primero la emprendieron contra el proyecto “Cuba Posible”, una interesante plataforma que da espacio a variadas opiniones sobre el futuro de la nación cubana desde posiciones tan diversas como respetuosas.

Después la arremetida fue contra Elaine y su equipo quienes, desde su Periodismo de Barrio, han brindado una visión más aterrizada de las muchas dificultades que aún subsisten, lejos del triunfalismo acostumbrado de los medios nacionales (que problema ese de no llamarles “oficiales”!)

Más tarde fue contra Fernando Ravsberg y sus “Cartas desde Cuba”, en cuyas páginas se pueden encontrar con más facilidad una gran variedad de informaciones y enfoques importantes sobre el país, que se hacen difícil de identificar entre tanto flujo en internet.

Ahora los ataques van contra el persistente Harold Cárdenas y su gente de “La Joven Cuba” quienes, desde una visión más juvenil y revolucionaria, llegan a la Cuba profunda que tenemos que retomar para hacer de nuestro proyecto algo verdaderamente atractivo y renovador.

Puede ser que uno no esté de acuerdo con todo lo que se dice desde las diversas plataformas que se han creado de forma informal, pero sin dudas le dan una riqueza al pensamiento nacional de estos días que lo muestra tan variopinto como la vida misma.

Sin embargo, algunos se empeñan en el feo trabajo de sacar los trapos más sucios, denunciar sus posibles contradicciones internas y acusarles de lo más temido en ese contexto: recibir fondos “dudosos”, “del enemigo”, y poner en peligro a la Revolución.

Poco favor se hace un proyecto que quiere renovarse -al decir de su Presidente, en la unidad dentro de la diversidad- si se basa en la exclusión y el descrédito a una parte valiosa de sus intelectuales y jóvenes. Muy poco revolucionario se presenta una equivocada cacería a supuestas brujas, cuando la verdadera batalla ideológica y política -ahora más que nunca- está en demostrar la justeza y validez de un proyecto incluyente y participativo.

 
 

14 thoughts on “Contra las cacerías de brujas

  1. Más de lo mismo, aunque acertado, este artículo. Pero hay tantas cosas que se tratan de ocultar, tanto miedo a la crítica descarnada y objetiva, tanto rechazo y temor a la necesaria desacralización de la dirigencia y tantos intereses creados en la mandante burocracia neocapitalista, que no hay lógica ni razonamiento que les haga mella. Porque, lejos de buscar resolver los acuciantes problemas del país -que al parecer no les interesan para nada-, dirigen sus esfuerzos a mantener sus privilegios, prebendas y oportunidades para la corrupción y el peculado. ¿Ay, San Ernesto de La Higuera, ven y échanos un cabo!

  2. Un pensamiento unico, alienado y alienante, se esta rompiendo pero no quieren soltar las riendas el poder corrompe y si este es sin contradictores es mas alienante y omnimodo, la batalla sigue a no dejarnos encerrar en la granja que los medios cancerberos del poder nos quieren mantener encerrados.

  3. Pero lo que pasa es que desgraciadamente la revolución en si no entiende de diferencias, de pensamientos distintos, de pluralidad, esta en su esencia misma! El dia en que en cuba se pueda debatir cualquier problema sin ser criticado o discriminado es porque ya no existe esa mal llamada revolución.

  4. Es. El. Temor. A la. Vista. De. Los. Problemas. De. Una. Forma. Diferente. Es el. Querer. Seguir. En. Lo. Mismo. Asi. No. Se. Avanza

  5. (El final, el centro y el principio de heisenberg)
    Haciendo uso de la cualidad más preciada nuestra, a saber, que nos quedamos cortos o nos pasamos, los cubanos hoy día andamos alborotados con la cuestión del centrismo.
    Centrismo, si realmente hay alguno, es un escape que debemos de andar buscando porque sabemos que necesitamos un balance, que la cosa se está yendo de un lado.
    Como la mente es más comodona que los pies, creemos que la vida es una recta y que con sólo encontrar los extremos podemos determinar el centro y ya está. Pero, ¿cómo puede ir al centro el que no conoce ambos extremos?
    Supongamos que tenemos dos esferas idénticas incluso en el color, separadas a diez centímetros. No tenemos ningún observable correspondiente a la coordenada X aunque podemos introducir un observable H no dirigido pero que da la distancia. Ahora bien, si una esfera es roja y la otra verde, podemos observar que la del principio está a diez centímetros al este de la final.
    Ese es el mecanismo usado en nuestra mente para salvar el principio de incertidumbre de Heisenberg. Las diferencias entre izquierdas y derechas son relativas. Los derechistas piensan que pueden tender al centro con moverse un poco al oeste y los izquierdistas viceversa.
    Yo, por mi parte, estoy convencido de que el capitalismo es la génesis de mucho mal del actual en el mundo, pero no creo que eso le ceda algún tipo de credibilidad al socialismo. El capitalismo reduce las relaciones interpersonales al dinero, que es el que facilita el poder. El socialismo las reduce al poder directamente sin pasar por el dinero. Los bancos tiranizan la vida en el capitalismo de tal modo que la soberanía está dosificada en miligramos de oro para el individuo. El apparatchik te hace la vida un trapo en el socialismo, con la agravante de que debes mostrarte agradecido aplaudiendo a la nomenklatura.
    Un poeta al este le pide a Dios que al menos le deje morir su propia muerte. Otro al oeste le pide que le deje vivir su propia vida, en el centro.

  6. la mal llamada revolucion protege a personajillos como antonio soto del valle del escrutinio publico,personas como ese hijito de papa son una ofensa para el socialismo cubano

  7. Pero como siempre pasa, faltan los nombre de los inquisidores…mientras no aparezcan nada cambiara…saludos
    Tony

  8. Hola Sergio o alguien más , Quién es Antonio Soto del Valle ? Ese no es el apellido de Dalia ? Perdona por no saber pero me gustaría para entender el comentario . Saludos .

  9. “cuando la verdadera batalla ideológica y política -ahora más que nunca- está en demostrar la justeza y validez de un proyecto incluyente y participativo.” Dice Camilo García. Parece que para el no está demostrado. Su artículo, por otra parte, es solo una quejumbrosa declaración de posiciones. No aporta nada. Yo tengo muchas dudas sobre las “revolucionarias intenciones” de Harold Cárdenas, pero no encuentro argumentos de nadie enfrente para debatir. Dice: “Yo, por mi parte, estoy convencido de que el capitalismo es la génesis de mucho mal del actual en el mundo, pero no creo que eso le ceda algún tipo de credibilidad al socialismo.” El no se refiere a errores en la construcción del socialismo o a errores de los hombres o a insuficiencias, no, se refiere al socialismo, a la teoría marxista, a la lucha de clases, a la idea que se antepone y pretende sustituir al capitalismo. El no quiere mejorar el socialismo, el quiere eliminarlo, no lo considera alternativa al capitalismo. ¿Ignorancia? ¿Superficialidad? !NO!Toda esta gente es igual. Uno se puede dedicar a comparar la forma en que expresan una supuesta ideología revolucionaria y no logra encontrarle coincidencia ninguna con todos los grandes pensadores revolucionarios. Nunca. Su estribillo es que nada de lo anterior sirve, que hay que dar paso a las nuevas ideas (¿cuales?)Yo encuentro mas coincidencias entre la forma en que expresan su inconformidad y las lecciones contenidas en la biografía de Henry Kissinger. !Vaya! que como dicen en Cuba:”¿Verde y con puntas? ….. !Guanabana!”

  10. Gracias Adriano , ya me imaginaba que por ahí venía , bueno ya conozco el ” Nombre del Santo ahora me falta saber del Milagro ” Antonio es el médico que antes trabajaba con el equipo de Baseball , hasta ahí es lo que sé de su vida , por qué dice Sergio que es ” Un personajillo … ofensa para el Socialismo cubano ” Por favor no me dejen es ascuas !!!SAludos .

  11. Sergio, no entiendo mucho el porqué del ensañamiento esporádico contra ese señor. Hasta simpática me resulta la imagen de playboy cubano frecuentando el jet set, destacado golfista por demás, que sólo muestra la diversa naturaleza del cubano y amplía la visión que de nosotros se tiene por ahí. No creo que eso le haga ningún hueco significativo al erario, como sí lo hace la cantidad de privilegiados nuevorricos que hay aquí, y la ineficiencia y corrupción impunes de la burocracia que integran. Más bien por ahí deben ir los tiros, digo yo.

  12. No los entiendo, claman por la libertad de expresión, como la entienden en el capitalismo, que en definitiva es una falacia, pero vamos a suponer que existe, ¿Por qué solo la pueden ejercer ustedes?, el que critica es susceptible de ser criticado, ¿Cuál es el problema?, ¿Por qué todo el que opina diferente a ustedes tienen que colgarle el cartel de oficialista?, siguiendo esa línea de pensamiento yo podría pensar que ustedes son de la CIA, tranquilos que no los estoy acusando solo reflexionando, es para que entiendan que no se puede enjuiciar a las personas de forma superficial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *