“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Capturan una veintena de cubanos en Colombia

emigrantes-cubanos-colombia-ubaraTomado de DDC (Síntesis)

Un total de 22 cubanos irregulares, entre ellos una menor de 14 años, fueron detenidos el lunes en el Urabá antioqueño, en Colombia, en una vivienda donde permanecían supuestamente bajo la tutela de una mujer señalada por las autoridades como traficante de emigrantes.

La policía también detuvo a la hermana de la ciudadana colombiana acusada de trata y fueron puestas a disposición de la Fiscalía.

Según contó María Nancy Hidalgo al sitio Semana.com, los emigrantes habían llegado el domingo y solo estarían de manera transitoria en su residencia, mientras conseguían el salvoconducto por parte de las autoridades.

“Desde el año pasado, cuando se complicó la situación con los emigrantes en Turbo, yo trabajo con la Pastoral Caritas de Panamá, porque me gusta ayudarlos. Les toca muy duro y abusan mucho de ellos. Yo fui desplazada por la violencia, así que siempre he querido ayudar a los que lo necesitan”, manifestó.

Varios cubanos han asegurado que Hidalgo les brindó “techo y comida” sin que les pidiera algo a cambio. Otros habitantes manifestaron que ella acude periódicamente a las emisoras regionales para donaciones de ropa o comida para los migrantes. “Su trabajo humanitario es conocido en la región”, dijo uno de ellos.

Pero las autoridades acusan a la colombiana y a la hermana “capturada por el delito de tráfico de emigrantes”, como dijo la Policía en un comunicado.

 
 

4 thoughts on “Capturan una veintena de cubanos en Colombia

  1. por que siguen saliendo de cuba ?????si supuestamente cuba es el paraiso???? sera que o hay ninguna posibilidad para personas honestas que deseen vivir de su trabajo sin caer en negocios sucios???sea lo que sea algo esta pasando en nuestra isla y los de arribas no quieren ni desean ver

  2. Ya llegaron hasta ahí contra viento y marea, dejando atrás todo. Déjenlos seguir. Nadie que no haya hecho esta ruta sabe lo que se siente y lo que se sufre. Así que no los regresen, déjenlos buscar su esperanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *