“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Canadá no cerrará su embajada en Cuba

Tomado de El Nuevo Herald

Canadá no tiene planeado retirar a sus diplomáticos de Cuba a pesar de que ocho personas vinculadas con su embajada parecen haber presentado síntomas de una potencial enfermedad que es el centro de una ruptura en las relaciones entre Estados Unidos y La Habana, dijo un alto funcionario del gobierno el miércoles.

Las ocho personas estaban entre 27 que fueron evaluadas luego de los informes de Washington sobre que dos docenas de funcionarios estadounidenses y miembros de sus familias padecían diversos síntomas sin explicación que incluían náusea, mareo, dolores de cabeza y sangrado por la nariz, agregó el funcionario.

Los ocho afectados necesitaron tratamiento pero no fueron hospitalizados, señaló el responsable, que informó a la prensa a condición de no ser citado por su nombre. Las autoridades no vieron razón alguna para cerrar la embajada y los investigadores canadienses no han encontrado una explicación para las dolencias, añadió.

Veinte familias canadienses tienen relación con la legación diplomática canadiense y miembros de la mitad de ellas se sometieron a pruebas luego de que Estados Unidos hizo público que sus funcionarios y allegados sufrieron una variedad de achaques, algunos tras escuchar un sonido extraño. Para la mayoría, los síntomas ocurrieron alrededor de mayo de 2017.

La Real Policía Montada de Canadá encabeza la investigación pero hasta el momento no ha encontrado prueba alguna de que se hiciera nada intencionado contra las personas que reportaron los síntomas, apuntó el funcionario.

Washington reportó que 24 funcionarios del gobierno y sus parejas cayeron enfermos en sus casas y en algunos hoteles de La Habana desde 2016. El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, dijo que los síntomas eran resultado de un ataque pero el FBI no ha encontrado evidencias que prueben esa afirmación. Canadá tampoco.

Otro funcionario canadiense señaló que el gobierno no halló pruebas de que nadie fuese atacado. El responsable accedió a hablar sobre el caso solo bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a discutirlo en público.

Tillerson dijo que está “convencido de que fueron ataques dirigidos” pero que Estados Unidos desconoce quién está detrás de ellos. Washington ha retirado a la mayor parte de sus diplomáticos de La Habana alegando un riesgo para su salud, y obligó a muchos representantes cubanos a abandonar Washington.

Cuba ha negado repetidamente su implicación o conocimiento sobre cualquier ataque y calificó la reducción de personal como un revés injustificado a las relaciones entre los dos países, que se restablecieron durante la presidencia de Barack Obama.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *