“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Batalla de Bacardí y Havana Club

ron-bacardi--havana-clubTomado de El Economista

El deshielo de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos ha desatado la primera guerra comercial entre marcas por un mercado que mueve miles de millones en el mundo, el ron. Pero lo que está en juego no son los derechos sobre un ron cualquiera, sino sobre el auténtico ron cubano, destilado que tanto Bacardí como Havana Club defienden como propio.

Pero para entender la guerra familiar que se ha desatado en las Antillas hace falta recurrir a la historia… De un lado está el Gobierno cubano, que, mediante una empresa mixta que conformó en 1993 con Pernod Ricard (Havana Club International) ha estado produciendo y vendiendo la marca ‘Havana Club’, en todo el mundo, excluyendo, claro está, el mercado estadounidense, donde tiene la venta prohibida por el embargo comercial de 1962.

Del otro lado, Bacardí, una compañía erigida por los más famosos productores de ron de Cuba que se exiliaron después de la revolución de 1959, y que comercializa su propio ‘Havana Club’ en territorio yanqui.

Por lo tanto, el posible levantamiento del embargo estadounidense sobre la isla del Caribe ha puesto en liza la autenticidad del ron cubano. Solo un dato antes de continuar, Bacardí produce su ‘Havana Club’ desde Puerto Rico.

Pues bien, Pernod Ricard, el segundo mayor productor de licores del mundo detrás de Diageo, asegura que su acuerdo de 1993 con el gobierno cubano le confiere los derechos para vender el ron fabricado en Cuba en todo el mundo, incluyendo los EEUU, donde las ventas de la marca están actualmente bloqueadas.

Sin embargo, Bacardí, empresa fundada en 1862 por una de las familias más antiguas de Cuba, asevera que posee los derechos de la marca después de que se los comprara a la familia fundadora de Havana Club, los Arechabala, que, como los Bacardí, salieron de Cuba cuando el gobierno de Fidel Castro nacionalizó las destilerías de la isla en 1960.

La cuestión va mucho más allá de una simple disputa familiar, ya que el mercado norteamericano representa el 40% de las ventas internacionales de Bacardí, un botín más que jugoso por el que luchar cual corsario en el mar caribe.

“Sólo necesitamos saber cuándo podemos entrar”, señala Asbel Morales, maestro ronero de Havana Club International. “Va a ser una batalla interesante”, replica Fabio Di Giammarco, vicepresidente de Bacardí. De momento, la marca del murciélago está incrementando su distribución y ampliando su oferta en el mercado americano.

Mientras, la campaña de desprestigio por parte de Pernod Ricard ha comenzado. “El juez final será el consumidor estadounidense. El sabrá lo qué prefiere: un Havana Club producido en la auténtica tradición cubana con pura caña de azúcar cubana o un pseudo ron producido en Puerto Rico”, declaró Olivier Cavil, representante de la marca francesa.

Así que ya sabe, cuando este verano se tome un cubalibre, un mojito, ron punch o un refrescante daiquiri bajo una palmera y si puede ser delante de un mar color esmeralda, pregunte al camarero si se lo ha preparado con auténtico ron cubano.

 
 

15 thoughts on “Batalla de Bacardí y Havana Club

  1. Bacardi planea inaugurar el miércoles su nueva estrategia de marketing con la presentación del Havana Club Añejo Clásico, un ron oscuro, y su campaña de publicidad “The Golden Age, Aged Well” (”La Edad de Oro, bien añejada”) en la Florida.

    Entre los eslóganes de la nueva campaña están: “Even a Revolution Couldn’t Topple the Rum” (”Ni siquiera una revolución pudo derrocar el ron”), y “The Freedom, The Decadence, The Dazzle, The Glamour. If Only Someone Had Bottled It” (”La libertad, la decadencia, el brillo, el glamour. Si alguien hubiera podido embotellarlos”).

    Veremos que pasa en las cortes,,,

    En mi opinion,ambas compañias tienen razones para hacer dicha reclamacion.

  2. Compré un bacardí el otro día, no hay havana club en brasil, y la verdad que hasta extraño el alcohol de las farmacias cubanas: el Havana MINSAP

  3. A principios de la Revolucion visite el interior de la fca. Bacardí en Santiago de Cuba.Un trabajador de mezclas le dijo a mi padre que el secreto estaba en el agua que se utilizaba en el ron. Ha llovido mucho. En la decada del/80 pregunté y me dijeron que de aquella agua no quedaba ni el recuerdo. Es decir con la tecnologia de hoy casi que cualquiera hace ron. Es solo una guerra de marcas y de abogados.

  4. Yo nunca he probado el Ron Barcardi, alguien me puede hacer una comparación entre los dos rones sin caer en chovinismo politico.

  5. El secreto radicaba en la calidad de las mieles cubanas,el añejamiento en los toneles de roble.Las fórmulas son más o menos las mismas.Probé el Bacardí, llegó desde el mismo EEUU hace unos meses, y en verdad coincido con el criterio de Jose,aquello nada que ver , es más algunos de los presentes coincidimos en que hay muchos rones cubanos que lo superan y no son necesariamente el Havana Club.

  6. Aclaro que noy un especialista en bebidas y licores, como tampoco lo soy de los tabacos. El criterio que ofrezco se desprende de ser fumador de tabacos y bebedor de ron.
    He fumado tabacos de todos tipos y marcas, desde los pelones de 1$ que se fuman en Cuba, nicaraguences, dominicanos (falsos cohibas que se venden en USA) y cubanos de casi todos los tipos. La presentacion de muchos tabacos es exquisita, pero el gusto de un tabaco cubano es unico.

  7. Con respecto al ron y la controversia del Havana Club de verdad (cubano) y el de mentiritas que fabrica la Bacardi (que existe como marca, gracias a que 2 anos antes de la nacionalizacion de la fabrica en Santiago, la habia traspasado y reconocido en el exterior), digo que la Bacardi habra comprado la marca a Arechabala … pero no pudo comprar ni la textura, ni el aroma del Havana Club cubano porque para eso debio haberse llevado la cana cubana, del que se extrae la melaza con un gusto especial.

  8. He tomado “Ron Cubano” fabricado en Dominicana, ron peruano (buenisimo), ron jamaicano (bueno), ron haitiano (excelente), ron de Martinica (famosisimo), pero ninguno como el ron cubano, que no tiene que ser exclusivamente Havana Club para que sea mejor que cualquiera de esos rones. El ron cubano tiene una dulzura distinta, un color caracteristico y textura naturales, mientras que el resto de los rones que mencioné, si son anejos, tienen un gusto vainillado tratando de buscar un aroma y un color que los diferencia del cubano.

  9. Lo que pasa es que en el mundo de hoy la marca es importantisima, pero ademas, los gustos de los consumidores se adaptan al producto. Lo que si puedo afirmar categoricamente es que cuando al mercado americano entre el Havana Clud de verdad y los Cohibas, Montecristos, Robainas y Hupman, “se acabaron los cantores” para la Bacardi y para los fabricantes de habanos satelites. Si son fumadores y aspiran la gloria en cada bocanada fumara tabacos cubanos y aquel anuncio de la Bacardi antes del 59: “Y me gusta el Bacardi: sano, sabroso y cubano” le tocara al Havana Club. Esa la perdieron, antes de empezar.

  10. Batista la comparación es simples, del Bacardi, apenas el Bacardi 8 años es excelente, del Havana Club, apenas el 7 años es excelente. El resto de ambas marcas es alcohol con o sin color. Y entre los dos que te digo que son los mejores, sinceramente, me quedo con los dos. Saludos

  11. El Bacardi 8 anos es bueno, pero el Ron Santiago, Varadero7 anos o el Havana Club 7 anos o anejo especial (los mas comunes, sin mencionar rones de mas anejamiento)son buenos también.Si me dan a escoger, me quedo con el Anejo especial 5 anos o Varadero 7 anos.Pero esa competencia entre Bacardi y Havana club hasta ahora la pierde Havana club porque no lo dejan entrar, cuando entre y lo prueben:qué Bacardi, ni Bacardi!!!

  12. Volvemos a lo mismo, los dos son buenos, los hay mejores pero no en producciones industriales. Repito, problemas de marcas y abogados, y en ventas cuestion de marketing.

  13. Y mientras Bacardí y Havana Club disputan quien es quien, Zacapa, Montecristo y los otros campean por su respeto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *