“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
¿Aprovecha España las oportunidades de inversión en Cuba?
 

¿Aprovecha España las oportunidades de inversión en Cuba?

cuba-espana-negociaciones

Tomado de El Economista

Más se perdió en Cuba, y vinimos cantando”, hablamos de 1898, ya terminada la guerra fatídica entre dos familias: Cuba y España. Abrimos hoy la sección “Cuba y España”, con la visión fundamental, de dar a conocer las oportunidades de negocios en la Isla, para el mundo empresarial español, y los fondos de inversiones.

Después de 1959, existieron varias modalidades de negocios previstas, la primera se estableció para realizar negocios conjuntos entre empresas estatales cubanas y extranjeras. El Decreto Ley número 50 de 1982 en Cuba, dio cobertura en 1988 a la primera asociación económica (cubano-española) para la construcción y explotación de hoteles dedicados al turismo internacional. Dicha norma posibilitó la construcción de sociedades anónimas. Así como, contratos de asociación con objetivos de producción o comercialización. La segunda Ley, la 77/1995, con sus garantías y atractivos según la legislación cubana para la inversión, abrió oportunidades para las empresas con capital totalmente extranjero, empresas mixtas, y contratos de Asociación Económica Internacional.

En 2004, se aprueba el acuerdo 5290 para acuerdos para la producción cooperada de bienes o prestación de servicios, contratos de administración productiva y/o servicios, y otros de administración hotelera. Corría el 10 de mayo de 1990, Fidel Castro Ruz, presidente de la República de Cuba, inauguraba el primer hotel mixto entre Cuba y España. Empezaría allí una cadena de construcciones en este sector, con la fundación del Meliá Varadero Hotel Cinco Estrellas inaugurado en diciembre de 1991, con la presencia del presidente Fidel Castro Ruz y Gabriel Escarrer, fundador de Meliá Hoteles Internacional. Esta compañía cuanta con 370 establecimientos en todo el mundo, incluyendo Cuba con 27 hoteles distribuidos por varias provincias y prevén continuar su expansión en la Isla.

Otras de las empresas fundamentales que se mantuvo firme, a pesar de las presiones de los EEUU, fue la línea aérea Iberia. En la actualidad la línea aérea mantiene una frecuencia diaria a La Habana, con el Airbus A330/200. Ante la política de EEUU, el ministro de Asuntos Exteriores en 1960, Fernando Castiella, expresó: “España no romperá relaciones diplomáticas con Cuba”.

Un legendario empresario gallego industrial es Eduardo Barreiros, quien contribuyó decisivamente a la industrialización de España, e impulsó su tecnología propia para fabricar motores Diésel. Entre los años 1978 y 1990, Barreiros participó en Cuba en un concurso y presentó dos motores prototipo 8 cilindros; iniciativa con la cual firmó un contrato con el Gobierno cubano para la dirección del plan de desarrollo automotriz y la creación de industrias principales y auxiliares de automoción, con el fin de producir, bajo su dirección y supervisión, motores diésel de diversas cilindradas, cuya denominación será Taino EB. Se inicia la construcción de la planta de prensas en Guanajay (La Habana).

En 2014, se aprobó en la Isla la Ley número 118 de Inversión Extranjera. La normativa permite a los inversionistas conocer las oportunidades dentro de los diferentes ministerios del país caribeño. Así como, los incentivos fiscales que les permiten estar en el país 8 años sin pagar impuestos. España cuenta en la actualidad con una Asociación de Empresarios en La Habana, a la cual pertenecen 234 empresas establecidas en la Isla.

Las principales inversiones de España en Cuba se han centrado en el mundo hotelero; dejando, a mi modo de ver, el sector industrial. La mayor de las Antillas cuenta con mano de obra calificada sin embargo muchas de sus industrias necesitan modernizar su tecnología e infraestructura.

Europa apuesta por energías limpias, renovables, y Cuba con 365 días de sol intenso, es la perla del Caribe en este sector. China trabaja actualmente en la generación de la electricidad a partir de fuentes naturales en la Isla. ¿Dónde está España?

Es lamentable que el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy Brey, no haya tenido la visión como otros mandatarios europeos de iniciar una visita oficial a La Habana. Razones le sobran: es un gallego, y en Cuba existe el edificio más emblemático que dejó la emigración gallega. Segundo, por fortalecer los lazos entre ambos pueblos, y con ello abrir el camino para que más empresarios se interesen por la Isla, la cual podría contribuir a mejorar la situación económica de nuestro país.

En 2015 el presidente de la República Francesa François Hollande, visitó Cuba y participó el Foro Económico, dejando como mensaje que su país “desea participar en la renovación y el relanzamiento económico cubano”. Como resultado de la cita, se firmaron contratos con la aviación civil cubana (bajo la modalidad de concesión), el capitalino aeropuerto internacional José Martí y el aeródromo de San Antonio de los Baños.

Otro momento histórico fue el arribo del expresidente de los EEUU, Barack Obama marzo de 2016 a la mayor de las Antillas, como muestra de restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones.

Resultado de estas gestiones están los vuelos directos de las aerolíneas americanas. American Airlines, Frontier Airlines, JetBlue Airways, Silver Airways, Southwest Airlines y Sun Country Airlines, Delta Air Lines, Alaska Airlines, Spirit y United. Otros acuerdos con la Administración Portuaria de Cuba y los directores de los puertos Pascagoula y del golfo del estado norteamericano de Mississippi, para establecer y solidificar sus vínculos comerciales.

Ante este panorama me sigo preguntando: ¿dónde está España? Yo, cubano descendiente de gallegos, vinculado a la cultura, la economía durante más de 15 años en España, viviendo y sufriendo en carne propia los esfuerzos y logros tecnológicos de la economía y la industria española, no encuentro la respuesta.

 
 

8 thoughts on “¿Aprovecha España las oportunidades de inversión en Cuba?

  1. A finales de los 70’s, en un curso de especialización en marketing turístico que hice en Italia, casi me ofendí cuando el director del curso habló de que los países del Caribe tenían el papel, en el mundo económico, de una especie de área de servicio turístico para Europa y los demás países del norte. Confieso que a pesar de mi carácter -a esa edad mucho más desafiante y “mandáo” que ahora- no traté de rebatirle, porque lo dijo con tanta naturalidad y convicción, como hablando de algo más que sabido, que temí hacer el ridículo. Todavía yo creía –¡ah, aquella alma sin mediasuela aún!- en una próxima Cuba industrializada y con una agricultura ampliamente abastecedora de nuestras necesidades. Y daba al turismo, aunque mi trabajo del momento era en esa actividad, un papel quizá complementario.
    Bueno, no era de extrañar porque mucha gente creía todavía que Cuba era una “pequeña gran potencia” -como dijo Alguien, sin que nadie lo cuestionara- trabajando por el despegue definitivo…

  2. Ahora estaría conforme con que el país dé la talla en su papel de “área de servicios”. Como cambian los tiempos, Venancio…

  3. Por mucha inversión que haya, por mucha ganancia que se produzca, por mucho q mejore la economia cubana, el estilo y modo de vida del cubano no muestra mejoría. Iguales salarios, pensiones, educación y salud, carreteras, el costo de la vida en alza y menor poder adquisitivo de la moneda. Para que permitir ir a hoteles y viajar si no puedes hacerlo con lo devengado de tu trabajo. Un auto se vuelve lujo y no necesidad. Etc.

  4. Algunos datos:

    Hay 2.700 empresas españolas invirtiendo en el extranjero, de modo que la inversión española acumulada en el extranjero en el 2015 era de 570.000 millones de euros. Es una cifra enorme que equivale a la mitad del PIB de España. España invierte muchísimo en el extranjero.

    Pero la cantidad que invierte en Cuba es muy pequeña. En el 2014 solo fue de 329 millones de euros, estando Cuba en el puesto 56 de países donde invierte España.

    Estas cifras indican que la inversión de España en Cuba puede aumentar muchísimo. Solo falta que surja un entorno normativo estable y predecible.

  5. Los capitalistas españoles participan de la explotacion de los asalariados cubanos en convivencia con el estado que se queda con sus salarios. ?Esto es desarrollo?

  6. Despues los rusos se van y no hay quien se ocupe del mantenimiento porque no es “rentable” para elestado burocratico dizque socialista, que de economía sabe tanto como de la Estrella 542-R367

  7. Esperemos por el bien de ambos países y por los lazos históricos y familiares y por la gran potencialidad turística y otras áreas de interés para el desarrollo y expansión que cada vez haya más acercamiento entre los gobiernos de ambas naciones y se consolide y se amplie las inversiones españolas en la isla hermana de Cuba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *