“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

15 años presos en Guantánamo sin juicio

guantanamo_presossTomado de Diario Colatino

Pasaron siete años encarcelados durante la presidencia de George W. Bush y otros ocho con Barack Obama. En sus celdas de Guantánamo, cinco acusados por los ataques del 11 de setiembre siguen sin ser juzgados.

Los cinco acusados, entre los cuales Jalid Sheij Mohamed (JSM), considerado el cerebro de los atentados, se enfrentan el miércoles a la justicia militar estadounidense en Guantánamo (Cuba) para una nueva serie de audiencias en el marco de la preparación del juicio.

Esta odisea legal despierta cierto interés tras la llegada al poder de Donald Trump, quien dijo que no dudaría en enviar nuevos prisioneros a Guantánamo y que no veía inconvenientes en que fueran juzgados.

Nadie puede, sin embargo, prever la fecha del juicio de estos acusados, en lo que se convirtió en uno de los procedimientos más complejos de la historia judicial estadounidense.

“Estamos más determinados que nunca a presentar a estas personas delante de la justicia, y lo haremos, cualquiera sea el tiempo con conlleve”, declaró el general Mark Martins, quien dirige el equipo de la fiscalía, en la víspera de las audiencias.

El general estima que el jurado que decidirá el destino de los cinco hombres podría empezar a ser seleccionado dentro de poco más de un año, en marzo de 2018.

La defensa de los acusados, que se arriesgan a la pena de muerte, habla de 2020 como fecha más realista. Los cinco hombres están detenidos desde hace 15 años e inculpados desde hace nueve.

El procedimiento avanza a un ritmo de hormiga, como lo muestra el programa de audiencias de la semana, que posiblemente sea impugnado desde el miércoles.

El juez militar, el coronel James Pohl, deberá determinar si las audiencias pueden llevarse a cabo en ausencia de Cheryl Bormann, la abogada principal del yemení Walid bin Attash, que se fracturó el brazo y no pudo viajar a Guantánamo esta semana.

La parte acusadora quiere que Walid bin Attash renuncie excepcionalmente a la presencia de su abogada para esta serie de audiencias, pero los defensores de los otros acusados temen que ello cree un precedente.

Si el yemení se niega, el testimonio previsto de un octogenario que perdió a su hijo, a su nuera y a su nieta en uno de los vuelos podría ser pospuesto a una nueva sesión, retardando así un proceso ya moribundo.

El procedimiento judicial contra los acusados es aún más complicado si se tiene en cuenta que los prisioneros pasaron por algunas cárceles secretas de la CIA, y algunos fueron sometidos a “procedimientos de interrogación exagerados”, un eufemismo para designar a la tortura, que sirvieron para construir la carpeta de la acusación.

La defensa, furiosa

Es el caso de JSM, detenido en Pakistán en 2003, sometido a varias sesiones de simulación de ahogamiento en agua y sesiones de “rehidratación rectal” sin justificación médica, antes de ser transferido a Guantánamo en 2006.

Ciertos elementos de acusación recogidos por la CIA siguen clasificados en el reporte del gobierno estadounidense sobre la tortura. Los abogados de la defensa están furiosos de no poder saber más de este reporte y de todos los elementos acusatorios de los que dispone el gobierno.

“No sabemos lo que no sabemos. Ese es el problema”, resumió Walter Ruiz, abogado del saudita Mustafá al Hawsawi.

Todavía quedan unos 41 detenidos en Guantánamo, entre los cuales los cinco acusados. El presidente Barack Obama no logró cerrar el campo de prisioneros como prometió, y se tuvo que conformar con reducir el número de ocupantes. Eran 242 a su llegada al poder en 2009.

Durante su campaña, Donald Trump mostró en cambio su voluntad de llenar de nuevo el campo de prisioneros con “malos tipos”.

También dijo que restablecería la tortura, haciendo más “simulaciones de ahogamiento”, aunque desde entonces parece haber cambiado de opinión, bajo la influencia de su secretario de Defensa, el general retirado James Mattis.

Además de JSM, Mustafá al Hawsawi y Walid bin Attash, los acusados por el 11 de septiembre son el yemení Ramzi ben al-Chaiba y el sobrino de JSM, Ammar al-Baluchi, también llamado Ali Abd a Aziz Ali, de origen pakistaní como su tío.

 
 

14 thoughts on “15 años presos en Guantánamo sin juicio

  1. Serán culpables o inocentes?
    Si son culpables solo podría demostrarse en un juicio justo, y en ese limbo no se sabe que va a pasar, si son inocentes después se volverán culpables porque van a querer vengarse después, si de verdad fueron los cerebros del 11 S o tuvieron algo que ver con ello donde tanto inocente fué asesinado sin piedad entonces no merecen ninguna consideración.
    Hay una frase de Putin que reza ” Perdonar a los terroristas es cosa de Dios, pero mandarlos con el es cosa mía” Quizá no sea muy políticamente correcto lo que dice el ruso, muchos están de acuerdo, otros en contra lo cierto es que el mundo está muy convulso, muy en guerra, y con el rubio color de rosa nadie sabe lo que sucederá.

  2. Como Dios o dios, está hecho a la medida del sastre humano, cada persona tiene su dios o su Dios o su limbo divino tejido en una idea o en un hecho que muchas veces está fabricado por encargo.

    Guantánamo es simplemente una vergüenza para la humanidad porque el terrorismo que es y suena muy dura la palabra, es la expansión del terror, la teoría y la praxis del horror que está en la base de esa proyección humana y de la propia noción tal vez posterior de terror. Pero en el fondo, todo hombre, tiene su historia y en ese desequilibrio, en el desconocimiento de la peripecia individual de casa ser, de sus sentimientos, de lo que quiere y sus pasiones está la semilla del horror, esa posibilidad. Todos los humanos nos parecemos bastante, es el olvido de esa semblanza lo que nos hace también negar el derecho a ser del otro.

    Es por eso que a veces quien quiere pensar y vivir simplemente se queda solo, en su propia jungla, lo que se llama el ser que busca el intelecto en sí mismo y en la naturaleza, quizás para evitar el juicio, para evitar enjuiciar que es seguramente el pozo de donde arranca cualquier aberración, cualquier distorsión de la vida.

    Guantánamo es el Proceso de Kavka, el ser humano que es etiquetado como culpable sin ninguna noción de lo que se le acusa. Sólo sabe que ha sido privado de la libertad, que ha sido relegado a una muerte física y moral. Guantánamo es el horror de la civilización, es el campo de concentración, el gulag donde ya no hay vida posible.

    Cuando se quita la libertad a ser, se le da forma al crimen y eso hace que el mundo no pueda avanzar porque nos anula, nos niega el derecho a existir. A veces pienso que es en esa forma divina, en ese sentido de lo único, en la idea de Dios, de la singularidad, donde está el principio del terror que compartimos todos al aceptar que tenemos derecho a enjuiciarnos a nosotros mismos y para no llegar a hacerlo, enjuiciamos a los otros, con o sin juicio avalado por la legalidad que sea.

    Pero lo que ocurre con Guantánamo es además algo ulterior que va más allá, es la muestra que se puede montar un infierno en cualquier parte, negando incluso las leyes mínimas que dan posibilidad a cualquier diálogo con el individuo. Guantánamo es un campo de concentració envasado, ubicado en un lugar concreto, la institucionalización del secreto como arma de aniquilación y debería cerrarse para intentar tener un mundo vomitivo que no lleva al ser humano a ninguna parte.

  3. Decía Noam Chomsly que si a todos los presidentes yanquis los juzgaran con los mismos criterios con los que se juzgó a los nazis en Nuremberg acabarían en la horca. Probablemente lo dijo porque pensaba que todos habían cometido crímenes contra la humanidad. No lo se, lo que sí se es que de no tener de su lado a la gran prensa mundial no tendrían el predicamento que tienen.

  4. No son presos sino prisioneros de guerra, y a los prisioneros de guerra no se les suelta hasta que se vence la guerra. Más que nada porque pueden volverse a unir al enemigo.

  5. Javier, es interesante la comparación con Nuremberg, porque en esos juicios condenaron a muerte a 37 nazis que cometieron crímenes horribles, incluyendo el asesinato de siete millones de judíos absolutamente libres de toda culpa. Aquello fue una guerra con setenta millones de muertos

    Como comparación en Cuba se fusilaron a unas 200 personas en La Cabaña, después de una guerra donde murieron menos de 10.000 personas.

  6. Completamente de acuerdo con Noam Chosmky.
    Y viva el país de la “democracia”, que mantienen prisioneros a personas sin juicio por más de 15 años.

  7. Gabriel, los prisioneros de guerra están sujetos a convenciones internacionales que tampoco se aplican en Guantánamo. Un abrazo.

  8. Gabriel, lo primero que quiero que quede muy claro es que yo estoy en contra de la pena de muerte, ¡siempre y en todos los casos! Dicho lo cual, a los que se fusilaron ¿de qué se les acusó, cuáles fueron sus delitos, tuvieron un juicio justo, recuerdas a los testigos que declararon contra ellos lo que decían que les habían hecho?. Esto no justifica su ejecución, no pretendo hacerlo. Lo que digo es que se les juzgó por asesinatos y torturas y se les declaró culpables. A los de Güantánamo se les secuestró, se los torturó y no se les ha juzgado.

  9. Lo que más molesta es que esto se de en Cuba y aún no e escuchado a un dolo disidente denunciando estas violaciones

  10. Los hechos con los presos en la base es tan horrible y absurda como la permanencia en nuestro territorio (y en contra de los cubanos) de esa Base Militar americana. No existe ninguna legalidad para su permanencia. Y menos para cometer las horribles torturas que ahi se realizan. Prepotencia gringa, solo eso.

  11. dos cosas:
    – esa base es legal. Existe bajo un contrato entre las dos partes (paises). Es cierto, ustedes no creen en los contratos, menos aun los que le perjudican.
    – esas “personas” estan ahi, porque bajo su condicion NO pueden estar en territorio norteamericano. En usa existen leyes y estuviesen libres al segundo dia de estar presos.
    Toda lo contrario al sexto, que en su PAIS se paso par de meses presos, sin mas nada que una acusacion por haber escrito un cartel. Que cosas, eh?

    pd: si tienen alguna idea, pasenla al departamente de estado.
    Estan premiando con muchas cosas, entre ellas $$$$$.

  12. Chucho, déjame ver si ten entiendo, me dices que la base es legal porque se firmó un contrato con el país que ocupaba militarmente Cuba en aquel entonces? Y que ahora debe seguir así, aunque el 99% de los cubanos quieran que se vayan. Dices que ellos tienen derecho a permanecer porque otros cubanos, que vivieron hace 100 años, aceptaron firmar un contrato con una pistola en el pecho. Ademas agregas que es injusto que no se le haga juicio a un disidente cubano pero que es justo que no se le haga juicio a los presos de Guantánamo. Cuántos raseros tienes?. Un abrazo.

  13. Entendió correctamente Fernando.
    De donde saco ese 99% y esa pistola en el pecho?… espero sus pruebas, sino su disculpa.
    y el ejemplo comienza por casa, respetando a los TUYOS, para que te respeten.

  14. Chucho, cuando los cubanos firmaron ese contrato estaban bajo ocupación militar de los EEUU, es decir con la pistola en el pecho. Crees que así se puede negociar en igualdad de condiciones?. Crees que el invasor y el invadido tienen los mismos derechos?. Hombre, por favor se puede ser proamericano pero sin llegar a esos grados de sumisión que lo justifican todo, eres como la contracara de la prensa cubana. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *